En busca de los Hebreos

A partir de estudios históricos, arqueológicos y de las ciencias sociales iremos descifrando como se ha ido construyendo la idea de lo hebreo.


Textos hebreos

LA BIBLIA: GRIEGA, CRISTIANA,  HEBREA
(en ese orden)

El Reinado Ptolomeo (Tolomeo)
La historia de la Biblia comienza en el tercer siglo a.C. en el Egipto Helénico al tratar de darle unidad a escritos de diversas culturas y de distintas épocas con el fin de construir una historia del Medio Oriente adecuada a las aspiraciones políticas de la época. Se utilizaron textos llegados de todo el Medio Oriente y que formaban la biblioteca de Alejandría.

Los textos precursores de la Biblia se escribieron en la biblioteca de Alejandría.

Estos escritos fueron hechos por encargo del rey griego Ptolomeo de Egipto.

Por primera vez se reunieron textos de diversos orígenes para conformar lo que sería la Biblia.

En la biblioteca de Alejandría se seleccionaron varios textos de diversos orígenes, principalmente Mesopotámico, Egipcio, Acadio, Fenicio, Persa, Arameo y Árabe.

Algunos de estos textos ya habían sido traducidos de sus lenguas originales al arameo imperial, que era la lengua oficial del Imperio Persa. El Imperio Persa había dominado la región antes de los helénicos y textos de diferentes culturas y de distintas épocas fueron reescritos en la lengua y en el alfabeto oficial del Imperio Persa, es decir, el arameo imperial. Ahora bajo el reino helénico de los Ptolomeos, estos textos fueron traducidos al griego. Se escribieron en rollos y aún se leían por separado.

Muchos textos fueron traducidos del arameo imperial al griego

Hay que recordar que (por los cambios azarosos que da la interpretación de la historia) hoy en día al arameo imperial se le llama: hebreo, por lo que erróneamente se dice que los textos fueron traducidos del hebreo al griego. Realmente debe decirse que fueron traducidos del arameo al griego.

Los textos precursores de la Biblia se escribieron en griego y se les conoce como la Septuaginta o Biblia Griega

Años más tarde esta Biblia Griega conocida cono la Septuaginta fue reproducida, en parte, en los llamados "Rollos del Mar Muerto" entre otros textos.

Cambios a lo largo de 500 años en la redacción de la Biblia

La redacción de esta historia continuó hasta 200 años d.C. La creación de Judá en el siglo 2 a.C., dio un nuevo impulso a la redacción de estos textos, tiempo en el que se realizaron cambios, se ajustaron y adaptaron a esta nueva identidad para fortalecerla políticamente en su lucha contra el Imperio Seleúcida asentado en Siria. Se hicieron nuevas traducciones al arameo y se complementó con textos locales.

Se crea Judá en la época helénica
La adopción de la Septuaginta fortaleció políticamente a los reyes Ptolomeos  y  a sus aliados y protegidos en Palestina, los dirigentes Macabeos, ambos en pugna contra los reyes griegos Seléucidas que disputaban Jerusalén y sus alrededores.

La Biblia en el Imperio Romano
En el segundo siglo d.C., durante el Imperio Romano,  por primera vez en la historia se reunieron los textos aislados en un sólo volumen en lo que vendría siendo la primera confección de la Biblia como libro. Antes sus componentes estaban en rollos separados. En la época romana se le identificaba como la LXX (La Setenta). Más adelante los cristianos la adoptaron y la reunieron con el Nuevo Testamento y se conformó la Biblia Cristiana, escrita también en griego. Posteriormente fue traducida al latín (300 a.C.), al arameo siriaco (500 d.C.) y al árabe (700 d.C.).

La Biblia Hebrea
Finalmente se escribió la Biblia Hebrea (1000 d.C.) sí leyó usted bien: mil años después de Cristo. Fue escrita originalmente buscando recuperar textos pre islámicos, esta actividad estuvo a cargo de los Masoretas o tradicionalistas quienes tradujeron los escritos del latín, griego, arameo siriaco y árabe a los caracteres del arameo imperial (ahora llamado hebreo), caracteres que tenían más de mil años de no usarse. A esta traducción, adecuación y escritura en arameo imperial se le llamó Biblia Hebrea. Es el primer escrito en lo que se llama hebreo Bíblico. Ahora se había olvidado el arameo imperial y renacía con el nombre de hebreo, junto con numerosos mitos sobre su origen remoto.


Los principales Masoretas que confeccionaron esta versión de la Biblia fueron los integrantes de la familia Asher a lo largo de al menos tres generaciones del siglo VIII al siglo IX d.C. Finalmente la versión de 1000 d.C. es la que ha permanecido sin cambios hasta ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenidos tus comentarios. Este blog tiene habilitada la función de moderación de comentarios, debido a ello no se publican de inmediato. Todos los comentarios constructivos serán publicados. Gracias por tu visita.

Esto es un verdadero rompimiento de paradigmas.
Con esto hay que ver y escribir la historia del Medio Oriente de otra manera.